Luis Villatoro

Diseños frescos, atractivos y profesionales!

TRANSLATE:

CONSEJOS BÁSICOS PARA CAPTAR CLIENTES CON INSTAGRAM

Actualmente Instagram se ha convertido en la red social más utilizada del momento. En estos últimos 18 meses ha conseguido un gran alcance, y muchas empresas utilizan esta red social para dar a conocer sus marcas o tener una relación más cercana con sus clientes. Pero ¿Quién nos iba a decir que fuésemos a poder establecer una tienda de ropa o de cualquier producto detrás de una red social?

Desde que se lanzó esta plataforma en 2010 como una aplicación para compartir fotos retro y vintage, ha conseguido conquistar millones de móviles y llegar a ser la red más potente y difícil de ignorar por los 150 millones de usuarios.

Las empresas no se han quedado atrás y han aprovechado esta oportunidad para promocionar sus productos y generar ventas online. La gran ventaja de esta red social es que permite un 25% más de engagement que cualquiera de las otras, y ahora mismo el 85% de las marcas han invertido en vender a través de ella.

La principal característica con la que es muy importante contar es que Instagram es una herramienta muy visual, lo que ayuda mucho a la hora de dar a conocer los productos. El 72% de los clientes dicen que las fotos de un producto en la red aumentan sus posibilidades de compra. Que la red sea tan visual da la oportunidad a las marcas de enseñar sus productos en un contexto adecuado considerando el aumento de la web visual. Por ello se plantea que gracias a ello se haya convertido en el rey de las redes sociales.

Aun así, vender en Instagram es algo nuevo y no es tan sencillo de primeras. Es una plataforma fácil de usar, pero hay diferentes puntos a tener en cuenta para hacer y evitar a la hora de buscar vender en ella.

No hay que pensar que vender en Instagram es igual que hacerlo en otras redes sociales. Al ser una plataforma totalmente visual supone que los archivos que cuelgues en la web son totalmente visuales. Por ello, hay que centrarse en hacer fotos de calidad para llamar la atención de los clientes y transmitir la información que queremos que llegue a los seguidores de la cuenta.

La cuenta de Instagram no debe mantenerse aislada, la frecuencia en la que publicas el contenido es muy importante. Para determinar cada cuánto debes compartir es esencial saber el tipo de seguidores tiene tu cuenta, para establecer unos horarios en los que estén más activos. Un punto importante es analizar el tipo de seguidores o clientes que tienes, esto permite crear estrategias que funcionen.

mejores-horas-instagram

Crear concursos en Instagram es una buena manera de crear incentivos y conseguir que tus clientes compartan los productos y lo que más les gusta de la marca. Para ello hay que escoger un premio que sortear en la red, crear un hashtag para la campaña y elegir un tema para el concurso. Actualmente es una estrategia muy utilizada por la mayoría de las marcas, genera audiencia e interacción por parte de los seguidores. Esto ayuda a tener contenido generado por el usuario, una prueba social de que tu producto les gusta a los demás y que luego puedes compartir en tu perfil. Actualmente en Instagram, el 80% del contenido es generado por el usuario. Les encanta producir fotos y videos para las marcas que les gustan. Es una manera gratuita de promocionar la marca y además genera mucho alcance.

Anúnciate en Instagram siempre y cuando puedas conectar con tu público directo. Realiza pruebas para ver qué funciona mejor. ¿Por qué no hacer un estudio rápido de todas las publicaciones patrocinadas que aparecen en tus noticias? ¿Cuáles tienen buenos niveles de interacción? ¿Qué similitudes ves entre este tipo de publicaciones? En este apartado también hay que percatarse de que tampoco hay que excederse en el tipo de información que se da a través de la red. Aunque los clientes querrán saber más sobre las ofertas, no desveles todo lo que tienes.

El Instagram Stories o utilizar influencers para promocionar tus productos y parecer más activo y más cercano a los clientes es una buena idea. Además

Ten en cuenta el resto del proceso de compra, Instagram tiene muchas más fortalezas de las que parece, es importante crear relaciones con los clientes, investigar el mercado y crear conciencia de la marca. Para poder llegar a que el cliente adquiera nuestros productos necesitamos establecer unos vínculos con él.

No debes olvidar la cuestión de los vínculos, uno de los problemas que tiene Instagram para el ecommerce. Esta red social no permite redirigir fácilmente a tu web para conseguir una venta lo más directa posible. El único link que se puede clickar en Instagram es el de la bio para poder dirigir el tráfico web y suele utilizarse la URL del sitio web para que una vez allí el usuario busque el contenido que le interesa. Esto genera un inconveniente, no puedes añadir la dirección de varios productos concretos. ¿Hay alguna solución para este gran problema?

Ya existen aplicaciones que se han sincronizado con Instagram para facilitar este proceso y que nos ayuda a sacar el máximo partido al único link que podemos poner en Instagram. Un ejemplo que podemos usar para ayudar a los clientes es Metricool, que proporciona un enlace a una página en la que se muestran tus publicaciones de Instagram. Cada una de ellas se puede pulsar y dirige a una página diferente. Así conseguimos que cada publicación se enlace a una ficha de producto de la tienda online o a un artículo diferente de tu blog. Además enlaza tu audiencia a un contenido específico de una forma fácil y directa sin perderse por el camino. Es una manera mucho más sencilla de que el cliente llegue a donde quiere sin tener que buscarlo él mismo.

Este es un guest post escrito por Sara Martín Carrillo. periodista por la
Universidad Complutense de Madrid. Comenzó su peregrinaje por diversos
medios de comunicación y ahora está volcada en el mundo del marketing
digital y las nuevas tecnologías. Apasionada por los viajes, la moda y
la fotografía.

Deja un comentario